Muchos sitios especializados como G4, IGN y Gamespot -por nombrar a algunos- concuerdan en que hubo un momento destacó por sobre el resto en la pasada E3 y posiblemente, haya cambiado el panorama de los juegos para siempre.

Watch Dogs, juego desarrollado por Ubisoft por casi ya dos años, dejó a todos con la boca abierta y se posicionó como uno de los futuros bombazos del mercado; sosteniéndose en un gameplay impresionante y una premisa facilmente reconocible, ya que es el mundo en el que vivimos hoy en día.

Las ciudades son controladas por super-computadoras pero, ¿quién controla a las computadoras? El juego se enfoca en el uso de los datos que cada persona deja en estos sistemas -conocido como “sombra digital“- cómo estos pueden ser usados en contra de las personas y lo que ésto significa en términos de acceso a información -y poder- que tendrá el jugador.

Catalogado como un juego de acción-aventura en 3a persona, el protagonista de esta aventura es Aidan Pierce, un antihéroe con la capacidad de hackear lo que se le antoje y sin escrúpulos a la hora de tomar la justicia en sus manos y el escenario es Windy City, una versión ficcional de la ciudad de Chicago. A primera vista, lo más probable es que se les venga a la mente GTA pero una vez terminado el video del gameplay demo se darán cuenta que Watch Dogs representa otro nivel y escala en lo que respecta al nivel de poder que tiene un jugador sobre un mundo determinado.

Desde mi humilde punto de vista, pienso que Ubisoft tiene algo muy especial acá y si al principio me recordó a GTA, es porque Watch Dogs tiene todo el potencial para sobrepasar a la franquicia insignia de Rockstar.

El post le viene con el trailer y el demo de gameplay, uno que es BASTANTE recomendable que vea.