Todos conocen la historia del último hijo de Krypton, enviado desde pequeño desde el lejano y moribundo planeta por Jor-El y Lara-El a la tierra, donde sería criado por los amorosos Jonathan y Martha Kent, quienes lo criaron como a su propio hijo con un compás moral inigualable que lo convertiría en el Hombre de Acero. Pero ¿Qué hay más allá del origen de Superman que no conoces?

KAL-EL, EL GREEN LANTERNEn 1999 los diferentes títulos de Superman mostraron como habría sido la vida del personaje de no haber caído en la tierra sino en planetas como Marte, Thanagar, Rann y Oa. En una de las múltiples simulaciones de posibles escenarios (Escrita por Ron Marz), Jor-El decide enviar el cohete del pequeño Kal al planeta Oa, hogar de los justicieros intergalácticos comandados por los Guardianes, donde el último hijo de Kryptón aprende a utilizar sus habilidades y se convierte en el Green Lantern definitivo y el “hijo” de los Oanos, un guerrero tan poderoso que logra detener, con ayuda del linterna del sector 2814 Hal Jordan, a un ejército de guerreros Qwardianos comandados por el renegado Sinestro. Al final su padre se da cuenta de que enviarlo con estos poderosos seres lo hará un gran héroe pero que, estos son tan distantes como se ha vuelto la sociedad Kryptoniana por lo que decide continuar con su búsqueda de un hogar para el pequeño.

EL FABULOSO MUNDO DE KRYPTÓN

En los 70′s Elliot Maggin, inspirado en una de las ideas de Neal Adams, contó los sucesos ocurridos en el sector espacial 2813 antes de la destrucción de Krypton y del que pudo haber sido “El más grande Green Lantern de todos”. Hace años los Guardianes del Universo discutían acerca del futuro de la corporación y del momento en que esta fuera independiente a su guía. Sabiendo que ningún miembro activo de ese momento estaba listo para independizarse vieron que en un futuro cercano, del reciente matrimonio entre Jor-El y Lara, nacería un niño que con sus conocimientos, sus valores y su guía se convertiría en un titán en las estrellas, sin embargo su mundo estaba destinado a una trágica muerte.

Inmediatamente comenzaron el protocolo standard en situaciones similares para mundos tan avanzados, enviaron al lantern Tomar-Re de ese sector espacial a retrasar el desastre todo el tiempo que pudiera, permitiendo a la población del planeta descubrir la amenaza y evacuar de manera pertinente. Inmediatamente Tomar recolectó enormes cantidades de Stellarium para absorber la radiación que ayudaba a la destrucción del planeta, para retrasar sus efectos pero no para detenerlos, ya que de hacerlo así, el campo gravitacional del planeta Krypton destruiría sistemas estelares completos en sus cercanías años después, ni evacuar el planeta, ya que la independencia total de su civilización tampoco aceptaría de ninguna manera ser rescatados tan abruptamente.

Los pocos Kryptonianos que sabían del daño que se acercaba, como jor-El, intentaron crear planes de contingencia y evacuación del planeta pero el ataque del villano Brainiac, la perdida total del arca espacial y de la ciudad de Kandor imposibilitaron toda ruta de escape, durante meses Tomar trabajó para retrasar el cataclismo mientras Jor-El intentaba convencer al consejo de su inminente destrucción, hasta que nació su hijo Kal-El “El niño de las estrellas” y el científico comenzó a trabajar en una ruta de escape para el pequeño infante. Tomar finalmente agotó los recursos de su sector espacial y en un desesperado intento por darle unos días más de vida al planeta se adentró en las cercanías de la estrella Ariel, misma que entraría en un estado de Nova que lo cegaría totalmente, impidiendo que viajara a toda velocidad hacia Krypton, recuperando la visión solamente para verlo estallar.

Pero entre la destrucción total y los escombros, una nave logró salir del planeta gracias a los esfuerzos de Tomar-Re, una nave que llevaba dentro de ella al último hijo de Kryptón, Tomar cayó inconsciente ante el cansancio y los Guardianes se encargaron de que la nave llegara con bien a su destino, el universo había creado verdaderamente a un titán de las estrellas con un destino propio más importante que aquel que pudieron haber tenido los Guardianes del Universo.

NINGUN HOMBRE ESCAPA A SUPERMAN

En 1988 Jerry Ordway continúo con el misterioso origen de Superman, pues simultaneamente a que los Guardianes del Universo resguardaban la nave donde iba el pequeño infante a la tierra, los Manhunters, avanzados organismos cibernéticos que habían protegido el universo durante milenios antes de rebelarse en contra de sus creadores, siguieron la nave con intenciones de apoderarse del infante que contenía y convertirlo en un arma propia que ellos usarían para su propia agenda. Cuando los Manhunters se rebelaron en contra de los Guardianes del Universo en el pasado y fueron derrotados, pequeñas facciones de ellos se disiparon alrededor de todo el universo, infiltrándose entre las sociedades inteligentes y esperando el momento adecuado para atacar, entre ellas, el planeta Krypton, donde descubrieron los planes de Jor-El de mandar al infante a la tierra.

Conscientes del peligro de los Manhunters, un escuadrón de Green Lantern Corps fue enviado a interceptar su nave y detenerlos antes de apoderarse del Kryptoniano, logrando solamente retrasar a los organismos cibernéticos hasta que Kal-El llegó a la tierra, causando que, en un intento desesperado de que nadie lo encontrara, desde la nave enemiga lanzaran un poderoso rayo que cambiaría las condiciones climáticas de la zona en que cayó, causando una gran nevada en Smallville como no se había presentado en más de cien años. Nevada que Jonathan Y Martha Kent aprovecharon para explicar los meses que tomó la parte final del embarazo de la Señora Kent y el nacimiento del niño. Los Manhunters, sabiendo que el niño había sido encontrado por algunos humanos, se infiltraron en el poblado con la esperanza de encontrar al niño algún día y apoderarse de él, convirtiendo en agentes durmientes a todos los niños que nacieron en el pueblo a partir de entonces, hasta el momento en que se rebelaron nuevamente y fueron finalmente derrotados.

SMALLVILLE ANTES DE SMALLVILLE

Regresando a 1981, Cary Bates contó lo que seria el primer Crossover Green Lantern/Superman años antes de que se convirtieran en grandes héroes, durante su adolescencia el joven Kal-El, nombre terrícola Clark Kent, comenzó a explorar sus habilidades en Smallville y se creó la identidad secreta de Superboy. Al ver que su hijo pasaba gran parte del tiempo dedicado a su vida académica o a salvar a los inocentes, sus padres planeraon un viaje de vacaciones a la Costa Oeste, donde conoció al joven e impetuoso Hal Jordan, un chico totalmente sin miedo, cuando el avión en el que viajaban estuvo a punto de estrellarse al ser golpeado por un relámpago, Clark salvaba el avión mientras Jordan intentaba calmar a los pasajeros explicándoles cuanto tardaría un avión en estrellarse realmente.

Tras evitar la catástrofe, Clark se hizo amigo del joven Jordan prácticamente de inmediato, Hal ofreció mostrarle la ciudad sin saber que pronto se embarcarían juntos en más aventuras y que inclusive detendrían a un viejo submarino de la Segunda Guerra Mundial lleno de maleantes en un día donde Clark conoció algo de un hombre sin miedo y Harl de un hombre con un buen juicio, sin saber que años después ambos serían dos de los héroes más grandes de la tierra.

KAL-EL DE KRYPTÓN, HAS SIDO ELEGIDO

Cuando el agonizante Abin Sur cayó en el planeta tierra buscó a un reemplazo digno para ser su sucesor, encontrando a ¿Clark Kent? Action Comics #642 de 1989 por Elliot S. Maggin y Gil Kane nos explica que el primer ser que entró en contacto con Abin Sur fue el último hijo de Kryptón, debido a la ley de los Guardianes el sucesor debe ser un nativo de su sector espacial correspondiente, por lo que Abin decide borrar la memoria del suceso de la mente del Kryptoniano, no sin antes enterarse por él que entre los mejores candidatos la opción de Hal Jordan (Un valiente héroe al que había entrevistado) era simplemente la mejor.

¿DEBE HABER UN SUPERMAN?

En un nuevo retroceso histórico, en el año de 1972, Elliot S. Maggin escribió una historia donde los Guardianes conocían al Hombre de Acero en persona para hablar acerca de su futuro. Tras detener un asteroide conformado por esporas de vida alienigenas amarillas por petición de los Guardianes, un Kal-El herido es llevado a Oa, donde los Guardianes le muestran diversos desastres en los que ayudo y le dan una valiosa enseñanza, siempre podrá hacer un gran bien para la humanidad pero si los deja, ellos intentarán que Superman resuelva por completo sus vidas y dilemas al mismo tiempo que se ve envuelto en un dilema cuando se da cuenta que una comunidad en California intenta depender totalmente de él. ¿Debe existir un Superman? Si, pero él debe ayudar a la humanidad pero su destino siempre debe depender de ellos mismos y el progreso de su sociedad no debe verse alterado por él.

DOOMSDAY SE ACERCA

¿Cómo pudieron los Guardianes permitir que una fuerza indetenible anduviera suelta por el universo? Porque los venció. En el año de 1995, Roger Stern, Gil Kane y Jerry Ordway contaron el encuentro de la bestia con Zharan Pel, un valiente miembro de la corporación de Green Lanterns, quien lo enfrentó hasta la muerte. El anual de Doomsday también cuenta como esta bestia, apoderandose del anillo de poder se dirige a Oa y derrota a varios miembros de la corporación antes de estar frente a frente con los Guardianes de Oa, tras una sangrienta batalla y el sacrificio de un Guardián mismo creyeron haber vencido pero Doomsday sobrevivió, siendo lanzado al espacio y en dirección al planeta Calatón, donde fue detenido y puesto en órbita hasta que cayo en la tierra antes de su batalla final en contra de Superman.